Carlos Medina. Fotografía de Roberto Medina
Carlos Medina. Fotografía de Roberto Medina

Licenciado en Comunicación Audiovisual y diplomado en Historia y Estética de la Cinematografía Combina la actividad de producción con la enseñanza en los ciclos formativos de grado superior del I.E.S. Puerta Bonita, junto con la Universidad Carlos III de Madrid y la ECAM Colabora en Revista Interfilms. Ha publicado Cortografía, la colección de libros sobre cortometrajes (Animación, Ficción y Documental) y el informe Cifras y Letras des Cortometraje de la Comunidad de Madrid (2008-2011).

www.carlosmedina producciones.wordpress.com

Producciones 2010-2011:
  • Naturaleza salvaje (director Coté Soler)
  • Cerrado por vacaciones (en proyecto)
  • Agorafobia (en proyecto)
  • Todos los padres de Moisés Expósito (en proyecto)

  • Producciones 2005-2010:
  • El vendedor del año (director Coté Soler). Primer premio en el Festival de Cine Mundial de Montreal
  • La parada (directora Alejandro Andrade)
  • Frozen Souls (Almas congeladas) (directora Juana Macias). Coproducción: TEOPONTE PC
  • Yakar (Esperanza) (director Guillermo Sempere). Coproducción: AUDIOVISUALES DEL MONTE

  • Producciones 2000-2004:
  • Otra vida (directora Juana Macias). Coproducción: TEOPONTE PC
  • Handycam (director Juan Moreno). Coproducción: TEOPONTE PC
  • La última mirada (directora Belén Herrera). Coproducción: FICTION LINE y IVIS MEDIA
  • Leni (director Luis García)
  • El espantapájaros (director Gonzalo Zona). Coproducción: CAMELOT PRODUCCIONES. Nominado a los premios Goya 2002
  • La yaya (directora Juana Macias)
  • Siete cafés por semana (directora Juana Macias). Premio Goya, mejor cortometraje, año 2000.

  • Producciones 1997-2000:
  • Vampirator (directora Juana Macias)
  • Urbe (directora Juana Macias) CATARSIS (directora Juana Macias)
  • ¿Quién teme al lobo feroz? (directora Juana Macias)
  • La herida (director Francisco Hervada)
  • Medina, Carlos

    Un momento del rodaje de El vendedor del año de Coté Soler. Fotografía de Roberto Medina
    Un momento del rodaje de El vendedor del año, de Coté Soler
    Fotografía de Roberto Medina

    Carlos Medina ha sabido combinar varias profesiones: guionista, profesor, gestor, técnico, productor, productor asociado, coproductor, para realizar su trabajo siempre comprometido con lo que hace y con quien lo hace.

    Se dice que “el que la sigue la consigue” y Carlos es un buen ejemplo. Aquello que se propone no para hasta lograrlo. Sus proyectos se fraguan con esfuerzo, profesionalidad e imaginación pero sobre todo con ilusión.

    Son más de 10 años en los que no ha parado. Hay proyectos mejores y peores, pero todos tienen en común buscar nuevos retos, utilizando nuevas tecnologías y escuchando cualquier propuesta que le ayude a conseguir sus objetivos. Le he visto coordinar, alentar al equipo, incluso levantar la voz, pero también, reír, disfrutar y no dormir con el único objetivo: sacar adelante el nuevo cortometraje.

    Los datos reflejan que cuando emprende un rodaje tiene claro a dónde quiere llegar, qué es necesario para llevarlo a cabo y cómo será el resultado final. Ha trabajando con más de nueve directores (JUANA MACÍAS, GUILLERMO SEMPERE, ALEJANDRO ANDRADE, COTE SOLER, GONZALO ZONA…), con unos 600 técnicos, con actores y actrices poco conocidos y de gran prestigio como JAVIER GUTIÉRREZ, FERNANDO CAYO, BORJA ELGEA, BEGOÑA MAESTRE, ALBERTO GIMÉNEZ, ANTONIO DECHENT, LOLA CASAMAYOR, SILVIA CASANOVA, LUIS GARCÍA, SUSANA HERNÁNDEZ. Ha recibido más de 130 premios nacionales e internacionales, destacando el premio Goya (2000), la nominación al premio Goya (2002), el primer premio en el Festival de Cine del Mundo de Montreal (2010) y preseleccionado para los 83rd Academy Awards Short Films (Oscar de Hollywood, 2010).

    La expresión “lo importante no es conseguir el éxito sino mantenerse” es muy apropiada para este productor. No hay que engañarse, hay que trabajar con esfuerzo, y más en esta profesión en la que si te estancas dejas de existir. No es su caso, ya que lejos de mantenerse, no para de buscar nuevas historias que llevar a la gran pantalla y de convertirnos a todos/as en los “protagonistas” de sus proyectos.

    Roberto Medina
    Fotógrafo de autor y foto fija

    1. Lo que más me gusta del mundo del cortometraje es... la situación actual en la que se encuentra el cortometraje español. Son muchas las historias que llegan a convertirse en cortometrajes, de muchas temáticas, con duraciones bien distintas.

    2. Lo que menos me gusta del mundo del cortometraje es... la poca participación en la producción y emisión de los mismos por parte de las televisiones, a pesar de que se han multiplicado los canales gracias a la TDT. Tampoco me gusta nada que los gestores culturales lleven a cabo prácticas de no pagar.

    3. Gracias al cortometraje yo... he aprendido a compaginar pasión y oficio, a conocer sitios, personas y magníficos e increíbles compañeros de trabajo. Le he dedicado muchas horas a cada proyecto, y estos a su vez me han reportado grandes satisfacciones.

    4. Recuerdo que en mi primer cortometraje... todo era nuevo, todo era ilusión. Atreverme a probar y quedar enganchado para siempre… irremediablemente.

    5. Necesito mejorar... la promoción y distribución de mis cortometrajes, sobre todo ahora que tenemos la web al alcance.

    6. Internet. Después del móvil, la herramienta más fantástica que se ha inventado para la producción audiovisual y en concreto, de cortometrajes.

    7. Un cortometraje que me marcó fue... Sin ser nada pretencioso, Siete cafés por semana fue una de esas historias que te encuentras, que trabajas con el guionista, con la directora, donde casi todo fue bien, donde encuentras el sentido a tu profesión… Pero son tantos los vistos en festivales, que los cortometrajes de otras productoras siempre te dejan algo de huella.

    8. Mi próximo proyecto es... En la actualidad estamos desarrollando tres guiones de cortometrajes, un proyecto de largometraje y un programa de televisión.

    9. Un deseo para el mundo del cortometraje. Que las televisiones se conviertan en agentes implicados en el corto. Y unas líneas de actuación más coordinadas entre las instituciones públicas, las empresas privadas y la industria del cine, para celebrar un éxito de todos: que los cortometrajes españoles sigan siendo uno de los trabajos con mayor reconocimiento dentro y fuera de nuestras fronteras.

    10. El cortometraje. Juan Rulfo: “La novela, dicen, es un género que abarca todo, es un saco donde cabe todo, caben cuentos, teatro o acción, ensayos filosóficos o no filosóficos, una serie de temas con los cuales se va a llenar aquel saco; en cambio, en el cuento tiene uno que reducirse, sintetizarse y, en unas cuantas palabras, decir o contar una historia que otros cuentan en 200 páginas". Nunca el cortometraje es una obra menor dentro del audiovisual. Los que nos dedicamos a esto de los cortometrajes tenemos la profesión más bonita del mundo... fabricar pequeños sueños.

    Carlos Medina